Saltar a los contenidos

Shortsea shipping

Buque de short sea

Buque de short sea

La mitad de los tráficos del Puerto de Bilbao tienen como origen o destino puertos europeos, en su gran mayoría de la fachada atlántica. La larga experiencia en estos tráficos lo convierten en un enclave de referencia en Short Sea Shipping, con empresas que llevan más de cien años prestando este tipo de servicios y líneas muy asentadas, algunas de ellas con más de treinta e, incluso, cuarenta años de actividad ininterrumpida.

Por definición, el transporte marítimo de corta distancia o Shortsea shipping (SSS) es el transporte de mercancías y pasajeros entre puertos de la Unión Europea, o entre éstos y puertos no europeos de países ribereños del mar Mediterráneo, Negro y Báltico, y de Noruega e Islandia.

La Comisión Europea, apuesta por la promoción de este tipo de tráfico marítimo por las ventajas que supone con respecto al tradicional envío de mercancías por carretera. El tráfico rodado, además de tener un alto coste económico, conlleva un altísimo impacto medioambiental. Estos son algunos de los factores que han llevado a la Unión Europea a fomentar la combinación de modos de transporte.

Los tráficos marítimos de corta distancia pueden realizarse por el sistema tradicional de estiba lift on lift off (Lo Lo), en el que las mercancías son embarcadas mediante el uso de grúas, o el sistema roll on roll off (Ro Ro), por el cual la mercancía se introduce en el buque mediante el uso de cabezas tractoras o camiones. Esta segunda modalidad supone que el puerto debe contar con rampas que permitan la accesibilidad de la mercancía al barco.

Evidentemente, para garantizar un envío satisfactorio, unos tiempos de entrega óptimos y unos costes inferiores a la alternativa terrestre, se hace necesario cumplir una serie de requisitos con respecto a las características técnicas del puerto de salida. El Puerto de Bilbao, por su ubicación estratégica, su volumen de tráficos y su excelente red de comunicaciones, reune todas las características apropiadas para este tipo de tráfico. Del mismo modo, sus nuevas infraestructuras portuarias incluyen muelles y calados adecuados, con un tratamiento aduanero y administrativo específico. Además, el equipamiento incluye gruas portainer y rampas Ro Ro de doble calzada especiales para unos servicios marítimos que garantizan un mínimo de una salida semanal para Lo Lo y dos para Ro Ro, cumpliendo así, con nota, con los requerimientos europeos para garantizar la viabilidad de una línea de SSS.

Por todo ello, el Puerto de Bilbao constituye un enclave óptimo para el tráfico marítimo de corta distancia, especialmente con origen o destino a los países del denominado Arco Atlántico, en el que Bilbao ya ha sido pionero con tráficos Lo Lo. En la actualidad, cuando el Shortsea shipping representa más de la mitad de su tráfico total y el volumen movido en el Arco Atlántico se cifra en 14,5 millones de toneladas, la Autoridad Portuaria ha realizado una inversión de 35,57 millones de euros para la construcción de infraestructuras portuarias específicas para tráficos Ro Ro que permitan mejorar aún mas nuestra cuota de tráfico de SSS, garantizando un óptimo sistema de comunicaciones que asegure una total fluidez en la llegada y salida de mercancías.

Según las estadísticas, el 45% del tráfico de mercancía general tiene origen o destino en los países europeos. Canalizar estas 17 millones de toneladas en tráficos marítimos supondría anualmente una disminución del tráfico rodado de 836.000 camiones. Este uno de nuestros tráficos objetivo fundamentales.